Derechos, deberes y valores

Derechos, deberes y valores
El maltrato infantil atenta contra los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes

domingo, 11 de abril de 2010

¿EDUCAR EN VALORES? realidad o ilusión



Se habla mucho acerca de la pérdida de valores, de su importancia como elemento primordial que conforma la acción educativa, y nos preguntamos ¿es que acaso se han perdido realmente? No significa que no estén presentes en las aulas, en los hogares e incluso en las comunidades. Si lo pensamos bien han estado inmersos en la práctica pedagógica, consciente o inconscientemente el docente ha actuado y actúa desde la concepción del hombre y el medio que lo rodea con un determinado sistema de valores.
Estamos viviendo una época marcada por grandes y profundos cambios en el ámbito mundial y nuestra sociedad no escapa a ellos, sobre todo en cuanto a paradigmas educativos se refiere. Los cambios en la educación no se llevan a cabo porque se vencieron o debido a que prescriban a través de leyes. Es necesario que se produzca sobre todas las cosas, un cambio profundo en el modo de pensar la educación y las actitudes de quienes se encargan de impartirlas. se hace necesario un nuevo enfoque de los aprendizajes y si se quiere un cambio en la mentalidad de la sociedad que necesita una educación menos centrada en aprendizajes instructivos y vaya más hacia aquellas competencias que dejen espacio para la formación integral de los individuos.
la necesidad de incluir la enseñanza de valores en el currículo educativo esta ligada a un sin fin de factores, que los docentes desde las aulas como investigadores y seguidores de la actuación de los niños y niñas a quienes tienen la tarea de educar y guiar en el proceso formativo han podido evidenciar.
En primer lugar la gran preocupación cada día mayor de la sociedad por fenómenos como la delincuencia, las drogas, la violencia en todas sus facetas, desde la violencia intrafamiliar a la violencia infantil; la intolerancia el respeto hacia el prójimo, entre otras no menos importantes y preocupantes; que pide la participación de la escuela en la preparación de educandos que hagan frente a estos fenómenos que atañe a todos. en segundo lugar el hecho de que el currículo contempla la enseñanza de los valores y los integra como eje central de los aprendizajes, orientando la acción educativa a la integración de valores de Paz, justicia, igualdad, solidaridad, respeto por el medio ambiente, etc. valores socio-morales que son necesarios para la formación integral de las personas como ciudadanos y ciudadanas.
al hablar de valores debemos tener claro que no son ficciones o producto de la imaginación de alguno que quiso "complicar la cosa", pertenecen a nuestra realidad y al día a día. al respecto Ortega y Minguez Vallejos (2001, 27)sostienen "cuando se aborda la educación de los valores es importante, mas aun imprescindible, rescatar la realidad del valor , sacándola del mundo de la vaguedad y de la fantasía. solo así podrá ser presentado como algo valioso, noble que merezca la pena esforzarse." esto hace pensar y lleva a reflexionar sobre el enfoque y la connotación que se le da a la enseñanza de los valores, tomando en consideración que los niños, niñas y adolescentes que asisten a las escuelas ya vienen cargados con unos valores que le han sido inculcados en el hogar y que serán afianzados en la escuela.
Es necesario mirar hacia adentro, hacia el yo interno y descubrir esos valores en uno mismo, y tomar plena conciencia de ellos, para preguntarnos hasta que punto estos guían la vida propia, descubriendo también que hay en cada uno, que es lo que mas se valora, que necesitamos en nuestras vidas y comenzar a pensar en la relación con los demás.
la educación en valores exige y necesita la integración y cooperación de la familia, la formación del docente y algunas condiciones ambientales para que la tarea no sea en vano.

Licda. Norelys Rivas

1 comentario:

  1. El futuro de los niños es siempre hoy. Mañana será tarde.
    Gabriela Mistral

    ResponderEliminar