Derechos, deberes y valores

Derechos, deberes y valores
El maltrato infantil atenta contra los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes

sábado, 20 de noviembre de 2010

La Convención sobre los Derechos del Niño cumple 21 años


La misión de UNICEF consiste en proteger los derechos de niños y niñas, para contribuir a resolver sus necesidades básicas y ampliar sus oportunidades a fin de que alcancen su pleno potencial. Para ello, UNICEF se rige bajo las disposiciones y principios de la Convención sobre los Derechos del Niño.

Basada en diversos sistemas jurídicos y tradiciones culturales, la Convención está compuesta de una serie de normas y obligaciones aceptadas por todos. Estas normas básicas -denominadas también derechos humanos- establecen derechos y libertades mínimas que los gobiernos deben cumplir. Se basan en el respeto a la dignidad y el valor de cada individuo, independientemente de su raza, color, género, idioma, religión, opiniones, orígenes, riqueza, nacimiento o capacidad, y por tanto se aplican a todos los seres humanos en todas partes. Acompañan a estos derechos la obligación de los gobiernos y los individuos de no infringir los derechos paralelos de los demás. Estas normas son interdependientes e indivisibles; no es posible garantizar algunos derechos a costa de otros.

Un instrumento jurídicamente vinculante

La Convención sobre los Derechos del Niño es el primer instrumento internacional jurídicamente vinculante que incorpora toda la gama de derechos humanos: civiles, culturales, económicos, políticos y sociales. En 1989, los dirigentes mundiales decidieron que los niños y niñas debían de tener una Convención especial destinada exclusivamente a ellos, ya que los menores de 18 años precisan de cuidados y protección especiales, que los adultos no necesitan. Los dirigentes querían también asegurar que el mundo reconociera que los niños y niñas tenían también derechos humanos.

La Convención establece estos derechos en 54 artículos y dos Protocolos Facultativos. Define los derechos humanos básicos que disfrutan los niños y niñas en todas partes: el derecho a la supervivencia; al desarrollo pleno; a la protección contra influencias peligrosas, los malos tratos y la explotación; y a la plena participación en la vida familiar, cultural y social. Los cuatro principios fundamentales de la Convención son la no discriminación; la dedicación al interés superior del niño; el derecho a la vida, la supervivencia y desarrollo; y el respeto por los puntos de vista del niño. Todos los derechos que se definen en la Convención son inherentes a la dignidad humana y el desarrollo armonioso de todos los niños y niñas. La Convención protege los derechos de la niñez al estipular pautas en materia de atención de la salud, la educación y la prestación de servicios jurídicos, civiles y sociales.

Al aceptar las obligaciones de la Convención (mediante la ratificación o la adhesión), los gobiernos nacionales se han comprometido a proteger y asegurar los derechos de la infancia y han aceptado que se les considere responsables de este compromiso ante la comunidad internacional. Los Estados parte de la Convención están obligados a la estipular y llevar a cabo todas las medidas y políticas necesarias para proteger el interés superior del niño.

La Convención sobre los Derechos del Niño es el primer instrumento internacional jurídicamente vinculante que incorpora toda la gama de Derechos Humanos, (UNICEF) y ademas la más ratificado de la historia,firmada por 193 países en todo el mundo.

Convención sobre los Derechos del Niño es Adoptada y abierta a la firma y ratificación por la Asamblea General en su resolución 44/25, de 20 de noviembre de 1989
Entrada en vigor: 2 de septiembre de 1990, de conformidad con el artículo 49.

La Convención, es un instrumento jurídico internacional acordado entre varios países que voluntariamente deciden defender los derechos del niño, la niña y el adolescente, definiendo cuáles son las obligaciones de los gobiernos para garantizar esos derechos.

En ella se reconoce que el niño, por sus mismas condiciones, requiere de una atención especial que asegure su bienestar.

¿Por qué es importante?

Todos los derechos que se definen en la Convención son inherentes a la dignidad humana y el desarrollo armonioso de todos los niños y niñas y ademas:
Reconoce la dignidad del niño(a).
Obliga al Estado a revisar sus leyes y hacer que se cumplan y respeten los derechos del niño(a).
El país que la asume se compromete política y moralmente ante los demás países del mundo.
Por primera vez existe un instrumento legal internacional que se refiere exclusivamente a la defensa de los derechos del niño(a).

Las manifestaciones de violencia que sufren los niños son diversas, van desde el castigo físico hasta formas de castigo cruel y degradante. El maltrato psicológico se manifiesta en insultos, burlas, descalificaciones, encierro y hasta expulsión de la casa. La violencia física puede ir desde cachetadas o pellizcos hasta golpes con objetos, latigazos, amenazas e incluso en algunos casos con armas. Niños y niñas tienen derecho a la integridad física y psicológica y a la protección contra todas las formas de violencia.
La lucha por erradicar el maltrato infantil continua...

1 comentario: