Derechos, deberes y valores

Derechos, deberes y valores
El maltrato infantil atenta contra los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes

sábado, 11 de diciembre de 2010

¿INFLUYE EL MALTRATO INFANTIL EN EL DESARROLLO Y APRENDIZAJE DE LOS NIÑOS Y NIÑAS.?



Se denomina infancia al período de la vida de una persona que finaliza a los 7 años aproximadamente, cuando está por ingresar en el siguiente llamado pubertad.
A la infancia se la considera el momento clave en la vida de cualquier ser humano ya que es allí donde se conforman los soportes afectivos e intelectuales de la persona, siendo estos de los que dependerá el futuro éxito o fracaso del individuo una vez adulto.
Cuando comentamos  que algo nos ha marcado de niño o a alguien algo lo marco de niño, a esto es a lo que se hace referencia  y es una situación que en muy contados casos podemos ver en otras etapas de la vida como la adultez, por ejemplo, en la cual la persona está más curtida y con más madurez para sobrellevar algunas situaciones límites, lo cual no puede hacer un infante, ya que su inocencia y falta de experiencia en situaciones problemas no le permiten actuar en su defensa. Y es por esta situación de debilidad que presentan los niños, que por su inocencia no cuentan con las suficientes armas para defenderse de por ejemplo el abuso de un adulto, de los golpes de personas que deberían ser los responsables de velar por su seguridad o de padres irresponsables que valiéndose de su situación de poder sobre los niños les obligan a trabajar o los someten a su dominio para abusar de ellos, y es por esos y otros motivos  que siempre hay un principal interés e hincapié en proteger y luchar  por los derechos del niño.
Es por ello que además han nacido instituciones  y organizaciones no gubernamentales como UNICEF, las defensorías de niños, niñas y adolescentes a nivel nacional, regional y municipal  por nombrar a algunas de las más conocidas.
Ser niños es entre otras cosas sinónimo de ternura, amor, inocencia pero también de vulnerabilidad es así como podemos precisar que un niño si vive en amor es amor, si conoce la sonrisa es sonrisa, los niños aprenden de lo que viven y la falta de un entorno familiar positivo y sano, hace que se desarrollen copiando esas actitudes y aptitudes negativas considerándolas normales y parte de lo que debería ser la dinámica de la vida en su entorno, si no se frenan, es de esa forma como poco a poco van haciendo del maltrato y la violencia una práctica común.
Como es sabido los malos tratos psicológicos, la negligencia y la falta de un entorno positivo producen en niños y niñas que se ven sometidos a ellos algunas consecuencias que pueden marcar su futuro y su aprendizaje. Es preciso recordar que como consecuencia del maltrato y la violencia familiar los niños y niñas sólo reciben un mensaje: no son dignos de amor y respeto, por consiguiente la autoestima sufre ya que es afectada al punto de que les hace sentir inferiores ante otros niños que son sus pares, imposibilitando relaciones interpersonales positivas y un buen rapport con sus compañeros de clase e incluso con otras personas de su entorno o ajenas a él. El carácter del niño o niña maltratado suele ser triste, melancólico, frustrado y débil, pudiendo buscar salidas en las drogas, prostitución y otras dependencias; y lógicamente entran en otro círculo de maltratos.
Los niños criados en hogares donde se les maltrata suelen mostrar desórdenes postraumáticos y emocionales. Muchos experimentan sentimientos de escasa autoestima y sufren de depresión y ansiedad por lo que suelen utilizar el alcohol u otras drogas para mitigar su dolor psicológico con la posibilidad de convertirse en una adicción al llegar la adultez.
 El aprendizaje, es todo aquel conocimiento que se va adquiriendo a través de las experiencias de la vida cotidiana, en la cual el alumno se apropia de los conocimientos que cree convenientes para su aprendizaje. Más explícitamente puede definirse como el proceso a través del cual se adquieren habilidades, destrezas, conocimientos, como resultado de la experiencia, la instrucción o la observación
El aprendizaje, no es un objeto que se pasa de uno a otro, sino que es algo que se construye por medio de operaciones y habilidades cognoscitivas que se inducen en la interacción social. Al tratar un alumno abusado o maltratado, lo importante es tomar conciencia de que los elementos psicológicos de la personalidad de alumnos y docentes influyen sustancialmente en el proceso de enseñanza-aprendizaje. 
Las dificultades emocionales y de la conducta en los escolares constituyen un serio y difícil problema tanto para la educación y la salud mental de los estudiantes como para los padres cuyos hijos no logran en la escuela un rendimiento acorde con sus esfuerzos y expectativas. La mayoría de los alumnos que presentan dificultades emocionales y conductuales poseen alteraciones en su desarrollo cognitivo, psicomotor o emocional, sin que –en general– puedan ser asignados a categorías diagnósticas específicas tales como retardo mental, síndrome de déficit atencional o trastornos específicos del aprendizaje. Tienen dificultades en el aprendizaje Los niños maltratados con edad escolar ya que son más propensos a tener retrasos en el desarrollo del conocimiento del medio que los no maltratados.
El niño que no es amado tiene mala imagen de sí mismo y percibe un entorno amenazante y poco seguro además de adultos suelen ser propensos a tener depresiones. Los efectos que produce el maltrato infantil, no cesan al pasar la niñez, mostrando muchos de ellos dificultades para establecer una sana interrelación al llegar a la adultez.
El niño crece en la familia y es con ésta con quien va a desarrollar sus primeras relaciones. Gracia, E (1994) menciona que a este proceso se le denomina sociabilización e incluye también la transmisión de determinados valores y conductas que al poco tiempo aparecerán como naturales. 
Diversos estudios afirman que el maltrato continúa de una generación a otra, de manera que el niño maltratado, de adulto, es un maltratador en potencia.
Si un niño vive en la aceptación y la amistad, aprende a encontrar el amor del mundo. Somos lo que vivimos día a día.

“para perdonar no hace falta abrazar, ni siquiera saludar. Basta mirar con amor y sonreír. La sonrisa es a veces el mejor abrazo”. Y la sonrisa de un niño es el mejor regalo.
 Licda. Norelys Rivas

1 comentario: