Derechos, deberes y valores

Derechos, deberes y valores
El maltrato infantil atenta contra los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes

lunes, 28 de marzo de 2011

Signos bucales del abuso y abandono infantil

El Sol de Hidalgo
27 de marzo de 2011

Por Dr. Jorge M. Aguilar Torres

Pachuca, Hidalgo.- El maltrato y descuido de menores de edad son problemas crecientes. Casi la mitad de los casos de maltrato infantil documentados comprende cierta forma de traumatismo orofacial.

MALTRATO FÍSICO.- Los niños que sufren abuso físico muestran en los labios hematomas (moretones), laceraciones, quemaduras o erosión o formación de cicatrices en las comisuras de la boca. La boca es traumatizada con frecuencia en los niños debido a su asociación con él yo de la persona. En el maltrato grave, los frenillos labial y lingual pueden mostrar rasgadura por golpes, alimentación a la fuerza o sexo oral forzado. También es posible observar quemaduras o fracturas, desplazamientos, movilidad o perdida dental.

Otros signos de abuso incluyen fracturas previa o presente de los huesos, los cóndilos de la mandíbula, las ramas mandibulares o la sínfisis del mentón.

ABUSO SEXUAL.- La gonorrea puede aparecer en los tejidos bucales o en la cara en forma que abarcan desde eritema hasta ulceraciones y desde lesiones vesiculopustular es hasta pseudo membranosas. El condiloma acuminada (verruga) aparece en ocasiones como lesiones elevada y pedunculadas. Puede encontrarse la sífilis como una papula (levantamiento cutáneo) sobre el labio o la dermis que se ulcera para formar el chancro clásico de la sífilis primaria. En la sífilis secundaria es posible identificar una placa mucosa. Eritema y petequias en la unión de los tejidos duros y blandos o en el piso de la boca también pueden indicar actos forzados de sexo oral.

HUELLAS DE MORDEDURAS.- Las marcas de una mordida de un adulto en un niño, en especial, si hay una zona de hemorragias o marcas por succión, se vinculan con cierta forma de maltrato físico o sexual. El profesional debe asegurarse de diferenciar entre las huellas de mordeduras por adultos o por un niño examinando el tamaño de la arcada (más de 3 cm. entre los colmillos indica por lo regular una boca de adulto).

ABANDONO.- Con frecuencia se pasa por alto el descuido dental y es difícil diagnosticarlo. Los siguientes lineamientos pueden servir para identificar el abandono odontológico: Caries generalizada sin tratar.

Dolor, Infección.

Hemorragia o Traumatismo no atendido.

Y una historia de falta de cuidados de seguimiento a pesar de la patología dental identificada. Se deben considerar en muchos casos otros factores, como los económicos y las dificultades intelectuales y sociales y la familia deben obtener ayuda profesional.

Para ayudar a garantizar un diagnóstico adecuado, se debe interrogar por separado al niño y a sus padres sobre las causas de las lesiones, observando con atención su conducta.

El acto de informar a las autoridades sobre sospechas de abuso y descuido, protege al niño de más maltrato y permite a la familia obtener ayuda profesional.


Fuente: DR. JORGE M. AGUILAR TORRES
CORREO ELECTRÓNICO. torresdentista@hotmail.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario