Derechos, deberes y valores

Derechos, deberes y valores
El maltrato infantil atenta contra los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes

jueves, 19 de mayo de 2011

El “buen trato” a la niñez


Puntos de vista 18 Mayo 2011, 12:18 AM

MUCHACHOS CON DON BOSCO

Juan Linares, SDB

Estudios realizados últimamente nos dan unos datos sumamente preocupantes, indicándonos que un 70% de los niños y niñas son maltratados en nuestro pueblo.

El maltrato infantil, además de hacer un daño inmediato y grave, conlleva unas secuelas que marcan a la persona para toda su vida.

El trato agresivo a la niñez crea en ella inhibición, tranque, miedo, frustración, y es la mejor cuna de potenciales sujetos de agresividad. Existen diferentes formas de maltrato infantil. Pero no basta con no maltratar a la niñez, pues el maltrato es ciertamente algo absurdo, lo importante es tratar bien a los niños y niñas. Porque en definitiva lo que importa es lo positivo.

Nuestros niños y niñas, tienen hambre de ser bien tratados/as. El sentirse queridos, el darles participación, el ser tenidos en cuenta en sus opiniones, el ofrecerles lo que por derecho les corresponde es la mejor manera de hacer feliz a nuestra niñez y de que crezca en armonía y equilibrio.

Hemos de llenar de caricias a nuestros niños y niñas, pues la ternura es la mejor expresión del amor y el elemento fundamental para crear un ambiente apropiado para el crecimiento y desarrollo de la persona.

El lenguaje persuasivo y estimulante, la confianza en ellos dándoles responsabilidades y la iluminación mediante consejos y orientaciones provocan en ellos una actitud positiva y acogedora, capaz de convertirlos en personas encantadoras.

El buen trato es una forma de relación. Entendido así, el buen trato incluye todos los estilos de relación y de comportamientos que promuevan el bienestar y aseguren una buena calidad de vida. Desde este enfoque, el punto de partida de los buenos tratos hacia la infancia consiste en responder correctamente a las necesidades infantiles de cuidado, protección, educación, respeto, empatía y apego, asegurando el cuidado, la protección y orientación de los niños y niñas. La responsabilidad de garantizar esto recae en quienes ocupan un lugar de acompañamiento en relación a ellos: padres, educadores y adultos en general.

Ofrecemos a continuación el decálogo para el “buen trato”:

Exprésales todos los días tu amor, con palabras y caricias.

Escúchalos siempre con atención y cree en lo que te dicen.

Acéptalos como son, no olvides que son niños, niñas y adolescentes.

Reconóceles sus cualidades, así fortalecerás su autoestima y confianza.

Ayúdales a resolver los conflictos mediante el diálogo y facilítales que lleguen a acuerdos de sana convivencia.

Dedícales tiempo para la diversión. Juega siempre con ellos.

Enséñales con el buen ejemplo.

Estimula el aprendizaje valorando sus logros.

Conoce, enseña y respeta los derechos de la infancia y los adolescentes, para garantizar su cumplimiento.

Dialoga permanentemente y fortalece en ellos los valores.

Fuente: http://www.listindiario.com.do/puntos-de-vista/2011/5/18/188633/El-buen-trato-a-la-ninez

No hay comentarios:

Publicar un comentario