Derechos, deberes y valores

Derechos, deberes y valores
El maltrato infantil atenta contra los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes

martes, 23 de agosto de 2011

Musica para hacer domir a tu bebe II





¿Cuáles son los beneficios?

El recién nacido, al escuchar la música que escuchó prenatalmenle, come más, duerme más, y llora menos.

Y ello no porque los bebés hayan tenido un trato especial, sino, porque se crearon vínculos afectivos poderosos y positivos, a través del amor y la música.
La música creada y seleccionada cuidadosamente, promueve la inteligencia musical, tiene un efecto de tranquilidad, proporciona a los pequeños la oportunidad de aprender música. La formación de su personalidad empieza a desarrollarse alrededor de bellas melodías, ayudando a desarrollar su creatividad, concentración y coordinación.
Enriquecer a los bebés a través de lo que escuchan, es tarea de los padres: ¿por qué no brindarles y ofrecerles lo mejor, con amor y conciencia?
La buena música ayuda a su hijo a potenciar su memoria, aumenta su coordinación, creatividad y concentración, incrementa la habilidad matemática, acelera el aprendizaje de idiomas, desarrolla el razonamiento y el gusto para la música, enriquece las emociones, transformando en alegría los sentimientos negativos del corazón, llevándolo a encontrar sus propios valores y fortaleciendo sus relaciones interpersonales y familiares.
Al escuchar música se estimula el sistema nervioso, pues el aprendizaje auditivo, rítmico y musical, se apoya el crecimiento y la inteligencia, auspiciando la asociación de sensaciones de placer y seguridad. Todo esto, insisto, se ha comprobado científicamente.
Las principales características de la música: el tono, el timbre, la intensidad y el ritmo se encuentran en el lenguaje oral. Por esto, la música prepara al oído, la voz y el cuerpo del niño a escuchar, integrar, aprender y vocalizar.
La música brinda a los bebés amor y atención, creando de modo natural un estado de relajación alerta, creando una atmósfera de apertura para dar y tomar en las futuras relaciones, además de proporcionarle la oportunidad de aprender música. Esta fina educación trae a los niños bienestar, enriquecimiento interior y una gran felicidad.

La combinación de sonidos, ritmos y armonías, los hacen sentir tranquilos e intensificar el contacto físico y emocional entre los padres y su bebé e hijos de otras edades.

Gordon Shaw, de la Universidad Irvine en California, dijo: "Al escuchar música clásica, los niños se estimulan, ejercitan neuronas corticales y fortalecen los circuitos usados para las matemáticas. La música estimula los patrones cerebrales inherentes y refuerza las tareas de razonamiento complejo". Shaw y Rauscher dieron a 19 preescolares clases diarias de piano y canto. Después de 8 meses, los investigadores comprobaron que los niños mejoraron sustantivamente en sus razonamientos, comparados con los niños que no tomarón las clases de música, al demostrar mayor habilidad en rompecabezas, dibujo de figuras geométricas y en el copiado de patrones de dos bloques de colores.
Mientras más temprano es expuesto al niño al lenguaje musical, mayor es el aprendizaje hacia las formas de razonamiento, las matemáticas, el lenguaje y el fortalecimiento de las emociones.

Fuente: http://www.musicaprenatal.com.mx/descubre.html#5

No hay comentarios:

Publicar un comentario