Derechos, deberes y valores

Derechos, deberes y valores
El maltrato infantil atenta contra los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes

martes, 12 de junio de 2012

Unicef: Venezuela reduce trabajo infantil pero aumentan menores sin escolaridad


imagen: Licda. Norelys Rivas


Unicef: Venezuela reduce trabajo infantil pero aumentan menores sin escolaridad
07:08 PM Caracas.- Venezuela es uno de los países de América Latina con menor tasa de trabajo infantil, un 2,2 por ciento, pero con un creciente número de adolescentes, entre 10 y 15 años, que ni estudia ni trabaja, en su mayoría niñas, según la Unicef.

Así lo indica un informe del Fondo de la Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) que, en opinión de Daniel Camazón, uno de sus autores, "revela buenas y malas noticias", reseñó Efe.

"La buena noticia es que las cifras en Venezuela son reducidas y la mala es que, ya sea uno o ochenta mil niños, es inaceptable esta vulneración de derechos", dijo al comentar el estudio en una entrevista con Efe.

El informe señala que, en 2007, 80.774 niños y niñas de 10 a 15 años formaban parte de la fuerza laboral activa de Venezuela (un 2,2% del total de menores de esa edad), mientras que 100.349 de la misma franja de edad ni estudiaban ni trabajaban (un 2,73%).

La Oficina Internacional del Trabajo establece en el Convenio 138 sobre la Edad Mínima de admisión de empleo, ratificado por Venezuela, que la edad mínima para trabajar no debe ser inferior, en ningún caso, a los 15 años (14 en los países en desarrollo).

En Venezuela, las diferencias entre sexos y franjas de edad quedan marcadas en este aspecto.

Mientras que cuatro de cada cinco adolescentes incorporados a la fuerza laboral del país, que trabajan o buscan trabajo, normalmente en la agricultura, sin asistir a la escuela, son varones, las niñas son las más afectadas en la condición de "no estudio ni trabajo", con casi un 6% de casos más en comparación con los niños.

El haber registrado más de 100.000 menores que no van a la escuela ni trabajan "no implica que todos estén relacionados con la delincuencia o que no hagan nada", dice Camazón.

En su opinión, estas cifras corresponden a labores "invisibles" como trabajos domésticos que hacen que "una niña esté cuidando a sus hermanos 12 horas al día".

Venezuela es, junto a Argentina, uno de los países latinoamericanos con menor tasa de trabajo infantil, muy por debajo de Guatemala, Bolívia o Paraguay, donde los índices se sitúan en torno al 30%, 26% y 23%, respectivamente.

La región latinoamericana es, sin embargo, una zona con poca mano de obra infantil en comparación con África o Asia y con unas tasas que disminuyen cada vez más en favor de la asistencia escolar, dijo Efe.

Las tasas de escolaridad han ido aumentando de forma sostenida en Venezuela gracias a un "enorme esfuerzo de inversión pública del Gobierno", pero también por una fuerte concienciación por parte de las familias de la importancia de la educación, sostiene Camazón.

En ese aspecto, cada vez son más los niños que compaginan estudios y trabajo, entre un 2 y un 6%, frente a aquellos que asisten de manera exclusiva a la escuela.

"No es el sistema ideal, porque no conocemos el desempeño que los niños tienen en la escuela, pero aquí hay un doble reto para que se dé una la educación con equidad y que no vaya en detrimento de la calidad", afirma.

"No más trabajo infantil: una meta posible de alcanzar" es el título de este informe que lanza un mensaje optimista al país.

"Eliminar el trabajo infantil es una meta perfectamente posible para Venezuela, pero que necesita de la implicación del conjunto de la sociedad para que, de un lado, conozca mejor las causas del problema, se movilice y junta establezca planes para solucionarlo", propone el autor.

El informe analiza el nivel de Educación y de Trabajo Infantil en la República Bolivariana de Venezuela desde 1999 y hasta 2007, como parte de los planes de cooperación firmados entre la Unicef y el gobierno nacional hasta 2013.

fuente: http://www.eluniversal.com/2010/03/05/pol_ava_unicef:-venezuela-re_05A3536971.shtml

Día mundial contra el trabajo infantil 2012: Derechos humanos y justicia social... erradiquemos el trabajo infantil


Día mundial contra el trabajo infantil 2012: Derechos humanos y justicia social... erradiquemos el trabajo infantil

Este año el Día mundial contra el trabajo infantil hará un llamamiento sobre el derecho de todos los niños a ser protegidos del trabajo infantil y de otras violaciones de sus derechos humanos fundamentales. En 2010, la comunidad internacional adoptó una Hoja de ruta para la eliminación de las peores formas de trabajo infantil para el 2016, que señala que el trabajo infantil representa un obstáculo para los derechos del niño y para el desarrollo en general. El Día mundial de 2012 pretende poner de manifiesto el camino que queda por recorrer para hacer de la Hoja de ruta una realidad.
Los Convenios de la OIT buscan proteger a los niños de la exposición al trabajo infantil. Estos Convenios junto con otros instrumentos internacionales relativos a los derechos del niño, de los trabajadores y los derechos humanos, proporcionan un marco importante para la legislación establecida por los gobiernos. Sin embargo, las estimaciones globales más recientes de la OIT indican que en el mundo hay 215 millones de niños víctimas del trabajo infantil, y que más de la mitad de éstos están involucrados en sus peores formas1. Estos niños y niñas deberían estar en la escuela recibiendo educación y adquiriendo habilidades que los preparen para acceder a un trabajo decente en su vida adulta. Al entrar en el mercado laboral prematuramente, se les priva de la educación y capacitación necesarias para que ellos, sus familias y sus comunidades salgan del ciclo de pobreza en que se encuentran. Los niños que son víctimas de las peores formas de trabajo infantil se encuentran expuestos a maltrato físico, psicológico o moral que puede causarles daños para el resto de sus vidas.
En este Día mundial exhortamos a:
  • La ratificación universal de los Convenios de la OIT sobre el trabajo infantil (así como del resto de los Convenios fundamentales de la OIT).
  • La adopción de políticas y programas nacionales que garanticen un progreso efectivo en la lucha contra el trabajo infantil.
  • La puesta en marcha de iniciativas para ampliar el movimiento mundial contra el trabajo infantil.

Las normas de la OIT sobre los derechos en el trabajo

Los principios y derechos establecidos en los ocho Convenios fundamentales de la OIT también se consideran como derechos humanos que todos los Estados Miembros de la OIT están obligados a respetar, promover y aplicar. Los “principios y derechos fundamentales en el trabajo” comprenden la libertad de asociación y el derecho a la negociación colectiva, la eliminación del trabajo forzoso u obligatorio, la erradicación del trabajo infantil y la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación. Estas cuatro categorías de derechos se refuerzan mutuamente: la erradicación del trabajo infantil se logrará mucho más rápida y eficazmente cuando se respeten los otros derechos.
Poco antes del Día mundial, está previsto publicar un informe de fondo que destacará los vínculos entre el trabajo infantil y los otros derechos fundamentales en el trabajo. Este informe se basa en gran parte en el informe recurrente de la OIT de 2012 sobre los derechos fundamentales y una encuesta del Artículo 19 de la Constitución de la OIT sobre los derechos fundamentales, ambos se discutirán en la Conferencia Internacional del Trabajo, en junio de 2012.
En cuanto al trabajo infantil, el Convenio de la OIT núm. 138 sobre la edad mínima de admisión al empleo, 1973, exige a los Estados Miembros que establezcan en su legislación una edad mínima legal de admisión al empleo, la cual no debe ser inferior a la edad en que cesa la educación obligatoria, y en todo caso, a 15 años. Un Estado Miembro cuya economía y medios de educación estén insuficientemente desarrollados podrá, bajo ciertas condiciones, inicialmente especificar una edad mínima de 14 años2.
El Convenio de la OIT núm. 182 sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999exhorta a la adopción de “medidas inmediatas y eficaces para conseguir la prohibición y la eliminación de las peores formas de trabajo infantil con carácter de urgencia”. Las peores formas abarcan:
  • Todas las formas de esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, como la venta y la trata de niños, la servidumbre por deudas y la condición de siervo, y el trabajo forzoso u obligatorio, incluido el reclutamiento forzoso u obligatorio de niños para utilizarlos en conflictos armados.
  • La utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la prostitución, la producción de pornografía o actuaciones pornográficas.
  • La utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la realización de actividades ilícitas, en particular la producción y el tráfico de estupefacientes, tal como se definen en los tratados internacionales pertinentes.
  • El trabajo que, por su naturaleza o por las condiciones en que se lleva a cabo, es probable que dañe la salud, la seguridad o la moralidad de los niños. Este tipo de trabajo debe ser determinado por las autoridades nacionales.
  • buscar mas en el siguiente enlace: