Derechos, deberes y valores

Derechos, deberes y valores
El maltrato infantil atenta contra los derechos fundamentales de los niños, niñas y adolescentes

lunes, 28 de enero de 2013

Educación sexual ¿cuándo y cómo?



por. Oscar Misle
.- Reciben información sexual a través de lo que ven y escuchan. Que no pregunten no quiere decir que no tengan dudas sobre su sexualidad.

¿Qué puedo hacer?
Cuando nos preguntan sobre sexualidad o relaciones sexuales, nuestras respuestas deben ser breves y directas. Cuando necesiten más información seguramente nos lo harán saber. Debemos intentar no manejar de forma diferente las preguntas que se relacionan con la sexualidad a las preguntas que hacen sobre otros asuntos de su interés. La idea es que no sientan que hay preguntas vergonzosas y otras no. Para ellos no hay diferencia entre unas y otras, a menos que nos molestemos o avergoncemos. De ser así pensarán que la sexualidad es algo feo, sucio, inmoral o peligroso.
• Si nos sentimos confundidos y sin saber cómo responder, podemos solicitar a un amigo o familiar que tenga conocimiento y serenidad para abordar este tipo de preguntas y ofrecer las respuestas más adecuadas.
• Si no encontramos las respuestas más convenientes, podemos investigar por Internet, consultar con algún profesional o adquirir material informativo que pueda aclarar nuestras dudas.
• Si los descubrimos leyendo, viendo páginas o escenas vinculadas con sexo o nos sorprenden cuando estamos teniendo relaciones sexuales, cuando ven pornografía, debemos tener cuidado de no actuar impulsivamente, regañándolos o haciéndolos sentir culpables y con vergüenza.
• Aprovechemos la oportunidad, dependiendo de la edad, para repreguntar e identificar qué saben o qué quieren saber o piensan de lo que vieron o escucharon. Podemos expresarles que la relación sexual se debe realizar cuando nuestro cuerpo crezca y estemos preparados, que es un momento íntimo con la pareja que no hay que publicar para que otros lo vean. Comentarles que en las relaciones es bonito que esté presente el amor, la ternura, la comunicación y el respeto.
• Tratemos de no decirles mentiras, porque buscarán otras fuentes de información y sentirán que los engañamos. Hay que evitar que se sientan mal porque tienen curiosidad sobre las diversas formas de expresarnos sexualmente.
• Es importante revisar cómo vivimos nuestra sexualidad. Si sentimos que hay problemas es necesario buscar apoyo para no transmitirles nuestros miedos y frustraciones.

Seguimos Creciendo juntos

No hay comentarios:

Publicar un comentario